MI EXPERIENCIA CON INVISALIGN EN URBANDENTAL

Nada mejor que probar en mi boca lo que aconsejo a mis pacientes. Aunque no quería admitirlo, necesitaba un tratamiento de Ortodoncia. Opté por Invisalign y puedo asegurar que funciona. El resultado es excelente y en unas semanas te olvidas de que lo llevas.

Tengo que reconocer que soy difícil de convencer. Paula, que además de ser Ortodoncista es mi mujer, llevaba años detrás mío contándome los beneficios que suponía el tener los dientes alineados y una bonita sonrisa…como si yo no lo supiera. Pero es más fácil decir a otros lo que deben hacer que hacerlo uno mismo. Me sentía como el médico que decía al paciente que debía dejar de fumar mientras sujetaba un pitillo.

Pero en junio del año pasado acepté el reto. Cedí a la “presión” de mi propio Equipo. Sólo puse una condición. Gracias a que para mi caso podía escoger, quería Invisalign. La llamada “Ortodoncia Invisible”.

Tras la toma de registros y el pertinente estudio, me colocaron los primeros alineadores. Los primeros días no las tenía todas conmigo. Reconozco que soy bastante mal paciente. Sentía que me rozaba un poco, cada vez que quería comer algo tenía que quitármelos…con lo que me gusta tomar el café y el pinchito en el bar. “Maiteder, ¿

IMG_2896para tomar una cañita también tengo que quitarlos?” le suplicaba a la Ortodoncista que lleva mi caso. “Pues claro Gorka” me respondía.

Tras algo más de seis meses de tratamiento tengo que reconocer que casi ni me acuerdo que lo llevo. Hace tiempo que dejé de notar los alineadores, me los cambio cada 10 días aproximadamente y mi sonrisa está mucho más bonita. Es cierto que uno deja de ver las imperfecciones con el tiempo y se habitúa a los defectos estéticos. Pero cuando se corrigen, la mejoría es muy evidente y la satisfacción y confianza que produce no tiene precio. Además el pronóstico a largo plazo de los dientes es mucho más favorable.banner-range

Tengo que confesar que ha caído más de un café con los alienadores puestos y algún día especial he salido a cenar sin ellos. Pero es otra ventaja de este sistema de Ortodoncia. El poder quitarlos para cepillarte los dientes también se agradece. Después de mucho rechistar tengo que admitir que todo son ventajas.

Nada mejor que probarlo uno mismo para poder explicar los beneficios del tratamiento a mis pacientes. Vale, lo admito. Debía haberlo hecho antes. Si puedo daros un consejo, no lo dudéis. Invisalign funciona, y vale la pena.

Gorka Araiko
Director Médico de UrbanDental.