It´s not funny

Esto no es en absoluto divertido. La historia se repite y no aprendemos. Con el reciente cierre del grupo de clínicas dentales funnydent me vienen a la cabeza casos muy similares como sucedió hace unos años con el grupo de clínicas dentaline.  No ha sido la primera en dar la espantada y mucho me temo que no será la última.

 

Siempre el mismo patrón. Precios muy bajos, publicidad engañosa y agresiva con la complicidad de determinados personajes que prestan su imagen al mejor postor, y pacientes que van picando el anzuelo durante años ante la pasividad de las autoridades. En última instancia estamos también los profesionales dentales que bien por necesidad o por ignorancia también sucumbimos a colaborar con este tipo de clínicas.

 

Se permite que los propietarios de estos Centros Dentales no sean ni dentistas, ni médicos, ni nada relacionado con el mundo de la salud. Normalmente son empresarios de dudoso éxito que ven un filón en el mundo de la odontología. Dinero fácil y rápido. A veces ni eso, y simplemente es gente oportunista que cree que esto es un negocio como otro cualquiera. Si no, a otra cosa. Se limitan a mirar los números a final de mes y analizar si  ha sido bueno o malo para sus bolsillos. No saben de osteointegración ni de brackets, pero a quién le importa si cuestan la mitad .

 

El desenlace ya lo conocemos. Unos se hacen los asombrados, otros miran para otro lado y desde los Colegios Profesionales de Dentistas se repite que esto ya se había advertido.

Pacientes con el tratamiento pagado que se quedan colgados, en algunos casos sin haber comenzado y en otros a medias. Algunos pierden miles de euros. Multitud de profesionales con meses pendientes de cobrar.  Cierran sin previo aviso dicen en TV. La primera vez puede ser. Pero cuando la historia se repite…Basta ya de hipocresía. Lo que en un sitio cuesta 1000,  en otro no puede costar 200. Al menos no lo hará eternamente.  No hay método que aguante eso. Al final, antes o después explotará la patata caliente.  El que opte por este tipo de clínicas debe de ser consciente de dónde se mete.

 

Si no nos dejaríamos tratar la boca por alguien que no fuera un dentista, ¿por qué no exigimos que el propietario de la Clínica también lo sea?

 

Es compresible que en la situación económica actual muchos acaben picando. Pero con la salud no se juega. Siempre habrá opciones más accesibles pero de calidad en una buena Clínica Dental. Busquen la CALIDAD y ETICA PROFESIONAL y seguro que aciertan.

 

 

Gorka Araiko

Director Médico de UrbanDental