Bruxismo- definición, síntomas y tratamiento

El bruxismo es una parafunción que consiste en apretar o rechinar los dientes de forma continuada pudiendo provocar diversas patologías.

bruxismo

Entre las causas que desencadenan el bruxismo, la ansiedad y el estrés son probablemente las más frecuentes.

Según el momento en el que tiene lugar la acción de rechinar los dientes, podemos dividir el bruxismo en:

 Diurno: se produce en situaciones de máxima concentración o de tensión psíquica.

 Nocturno: tiene lugar mientras duermes y es una manera que tiene el cuerpo de descargar las tensiones acumuladas a lo largo del día.

Una de las zonas que en los pacientes bruxistas puede verse también afectada es la articulacion temporomandibular (ATM). La ATM se encarga de articular la mandíbula con el cráneo permitiendo la apertura y cierre de la boca.

Existen otros factores que pueden acabar lesionando la ATM y sus estructuras anexas como pueden ser las malposiciones y/o ausencias de varios dientes que provocan maloclusión, ciertos hábitos como un excesivo consumo de chicle o pipas, morderse la uñas, malos hábitos posturales, etc. Todos estos factores se potencian en los pacientes bruxistas.

estres

¿Qué síntomas presenta?

Es habitual que la presencia de esta dolencia origine dolores de cabeza y de oído, insomnio y contracturas musculares que nos limitan la apertura de la boca (ATM). También hay que hacer mención a las consecuencias a nivel de la cavidad oral, como son:

  • Hipersensibilidad dental tanto al frío como al calor
  • Fracturas dentarias
  • Chasquidos (ruidos en una o ambas articulaciones, al abrir o cerrar la boca)
  • Desgaste de las piezas dentales
  • Recesiones gingivales

¿Cómo puede tratarse el bruxismo?

Existen varias soluciones según el tipo de bruxismo que presente el paciente. A continuación explicamos las más habituales.

ferula-dental-bruxismo  ferula-de-descarga-acufenos-tinnitus

En primer lugar, la placa de descarga o férula de relajación, es un dispositivo hecho de resina que se prescribe para su uso durante la noche. Su objetivo es restablecer el equilibrio entre los músculos, los dientes y las articulaciones, colocando la mandíbula en una posición tridimensional segura y estable, evitando el contacto entre dientes y relajando la musculatura de la zona.

No hay dos férulas de descarga iguales porque no hay dos bocas iguales. Estas férulas son personalizadas y permiten redirigir, disminuir y redistribuir las fuerzas de masticación. Esto logra relajar la musculatura y proteger la ATM.

fisioterapia-atm

La fisioterapia es también muy beneficiosa en personas que padecen bruxismo: el fisioterapeuta te ayudará a restaurar la movilidad de tu mandíbula, así como a reducir el dolor muscular.

Psicoterapia: Como es una patología muy asociada al estrés y la ansiedad, cualquier tratamiento del manejo del estrés podrá ayudarte. Existen muchas técnicas de relajación y actividades orientadas a la disminución de la ansiedad. El deporte y una vida social activa también pueden ser de ayuda.

Medicamentos: Cuando lo anterior no está funcionando, se pueden emplear fármacos para relajar los músculos de la mandíbula o para disminuir el estado de ansiedad del paciente.

Tampoco se debe olvidar que reponer los dientes ausentes y corregir maloclusiones dentales puede ayudar a prevenir y minimizar el bruxismo y sus efectos.

Si tienes alguna duda o quieres ampliar la información no dudes en ponerte en contacto con la clínica. Como siempre, estaremos encantados de ayudarte.

Vanessa Martín

Diplomada en enfermería e higienista bucodental

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone